En la raíz del proceso . . .

Un espacio para la creatividad, la expresión personal y la igualdad.

DSC_0930.jpg

¡ H o l a !

Hola mi nombre es María, nací y pasé la mayor parte de mi vida en Madrid y actualmente resido en Escocia, donde vivo desde hace unos años.

Me gradué como Terapeuta Ocupacional en la Universidad Complutense de Madrid, y al mismo tiempo el arte siempre ha estado presente en mi vida. El arte ha sido una manera de disfrutar, expresar, conectar y simplemente ser. De pequeña me encantaba escribir historias, dibujar y crear con cualquier material que me encontrara por delante. Hoy en día esta creatividad ha tomado otras formas, y sigue siendo una base importante de mi día a día. Aparentemente, puede resultar dificil conectar estas dos disciplinas, pero yo siento que se complementan la una con la otra.

 

Luna Monda Maria Ruiz Plana

Conocer ciertos rasgos del modelo antroposófico en Camphill Communities y las personas que formaban parte de la comunidad,, fue un abrir de puertas muy importante. Marcó un antes y un después en mi forma de ver la vida y enfocar mi trabajo.

En mi tiempo en Camphill, también tuve la oportunidad de formar parte del taller telar,. GracIas a Alison Fair Bixler y al equipo de tejedores profesionales, me adentré en el arte de tejer, un auténtico descubrimiento y disfrute.

A medida que iba pasando más tiempo en Escocia, comencé a involucrarme en algunos proyectos locales de artes comunitarias, y realicé colaboraciones donde comencé a compartir algo más de mi trabajo artístico personal. Pasé un tiempo explorando el teatro de sombras, los títeres y el clown. En estas nuevas formas artísticas, encontraba un lenguaje con una parte muy humana, auténtica y saludable, que sentí como apoyo en el trabajo y en mi día a día.

Me conmueve las distintas maneras en que las personas sentimos y percibimos el mundo, como nos comunicamos, adaptamos, expresamos y conectamos con nosotros mismos y con lo que nos rodea.

Desde este lugar sentía las ganas de formarme como Arte Terapeuta para ganar más herramientas que complementaran mi trabajo, con la idea de renovar y acompañar a personas desde una manera más plena. Para mi sorpresa, esto se convirtió en un proceso personal totalmente inesperado. En este viaje interior, conecté con mi vulnerabilidad, con mis emociones más estancadas, con mis sombras no reconocidas, y también con lo auténtico de la vida. Actualmente estoy cursando mi último año de formación en Arte Terapia Gestalt en Escuela Hephaisto, lo que continúa siendo una manera de aprendizaje constante, que me ayuda a recordar lo que verdaderamente tiene valor en la vida.

Confío en la creatividad como una manera de experimentar, de conectar, de canalizar, poner consciencia y darle sentido a lo que ocurre dentro y fuera de nosotros mismos.

La creatividad también nos ayuda a transformar y tomar responsabilidad en los cambios que queremos hacer y darle espacio y lugar a la expresión personal.

 

Entre tanto baile, hubo momentos en los que me he comenzado a dar cuenta que es importante parar para observar el camino presente.

Y aquí me encuentro, agradecida  por el lugar natural que me rodea y a la gente que forma parte de mi vida.

Entre otras cosas disfruto mucho de la naturaleza, me encanta el mundo marino, cocinar y disfrutar de la comida, leer,conocer gente y como no, disfruto y encuentro paz creando.

Siempre me ha encantado viajar, y ahora me doy también cuenta que a veces el mayor viaje está en la vida en sí, en una misma

y las relaciones que creamos.

Mientras estudiaba en España, pasé un tiempo trabajando y realizando voluntariados en el ámbito socio sanitario en diferentes organizaciones (Fundación Gil Gayarre, ADEMPA, CEPRI)

Desde aquí me nació la curiosidad de ampliar horizontes, y conocer otras personas y culturas, también otros modelos terapeúticos y comunitarios, y decidí emprender una aventura. Esta aventura no fue siempre fácil,  topé con algunas dificultades hasta que encontré el camino que  buscaba. Llegué a Escocia en 2011, donde estuve como voluntaria en Loch Arthur Camphill Community durante 4 años, y donde actualmente trabajo.

No puedo definirme como terapeuta sin tener en cuenta mi parte artistica, ni viceversa. Ambas han sido de apoyo mutuo y esta es una manera de darles espacio. También confío en el arte, como un pilar para el bienestar, como estudios lo demuestran.